Día 4: 1 de Mayo de cada año

Hoy era el 1 de mayo. Mira que me acuerdo poco de las fechas. Tengo memoria de pez, pero en tema de nombres y fechas rozo la de renacuajo. Incluso algunas veces la llamada de felicitación de mi madre me ha hecho recordar que era mi onomástica. Pero esta fecha me quedó marcada. El 1 de Mayo de 19… , ahora no recuerdo de que año. El día que murió Ayrton Senna da Silva.  La muerte de un grande, el más grande que nunca ha tenido la Fórmula 1 moderna o la que yo recuerdo. Aquel fatídico fin de semana, en el que también pereció un olvidado Ratzenberger, estaba de servicio militar. Sí, sí. La mili, o puta mili. No se si sale en la Wikipedia, pero era mili era puta. Después de la primera comunión, no recuerdo una etapa de mi vida en la que la eficiencia (término ahora de moda en F1 q define el ratio entre energía aprovechada de la consumida) fuera tan bajo. Valga este símil: es como pegar acelerones con un V8 de 6.000 cc y 500CV con el punto muerto puesto.

En fin, que la muerte de Senna fue un choque para mí. Senna era mi ídolo. Senna fue la razón por la que me gustaba la F1, Senna era el poster que tenía en mi habitación. Pero murió, nos dejó. Pero Senna no se apagó. El brasileño encarnaba la velocidad pura. Su aureola era el fiel reflejo de la esencia de este deporte y de lo que lo rodea. Y su muerte lo convirtió en mito. El más grande pasó a ser eterno. Habrá comparaciones y cada uno tendrá su opinión, pero Senna no ha tenido, tiene, ni tendrá igual. Era único.

La foto es de Pascal  Rondeau/Allsport

La foto es de Pascal Rondeau/Allsport

Esta mañana me levanté y no pude evitar ver algunos videos de los accidentes de Imola. Cuanto ha cambiado la F1. Y cuanto hemos cambiado también nosotros. Fíjense que ahora ya no hay mili. Palabras como el excedente de cupo, el Cetme, la carta blanca o las guardias, ya han pasado a mejor vida, al menos para quien no quiera oírlas. ¿Y la F1? ¿qué nos queda de aquella lejana F1? No les sabría decir si mucho o poco. A mí, me sigue gustando. Pienso que ya tocamos fondo el año pasado y que por delante nos vienen unas temporadas apasionantes. La F1 ha jurado bandera, campamento, ha pagado las novatadas y ha sido veterana para poder llevar las manos en los cinturones. Ahora ya puede ir al campo de batalla. Vamos, pues.

La F1 deja Rusia para ir a Barcelona. Casi como en casa. Olot no es Barcelona. La Garrotxa no es el Vallés y mi casa no es un Hotel más. Es mi casa, la república independiente de mi casa… pq sí, hay IKEA, y ¡qué!

Albert

#ganasdef1

Día3: Y nos dieron las 100…y pico

Champagne y fiesta hoy en Force India. Y es que sus dos pilotos cumplen 100 Grandes Premios de Fórmula 1. La verdad es que para un piloto es todo un hito poder estar tantas temporadas en la máxima categoría. Saber nadar en una piscina llena de tiburones y piraguas no está al alcance de todos. Y es que para aguantar aquí hay que ser tan o más listo fuera de la pista que dentro de ella.

DSC_1767

Contrario es el caso mío. No he contado los GP que debo llevar (bueno, sí, pero este comentario queda así, como interesante…) pero siempre he pensado que algún día podría dejarlo. Cuando tenía 20 años decía que a los 30 ya no trabajaría en las carreras, que era demasiado exigente. ¡Fallé! Cuando llegué a los 30 me dije a mi mismo – ahora ya con voz más bajita – que cuando llegara a los 40 dejaría este mundo. Qué quería tener una vida normal, así, como todos. Con un hogar en el que duerma más de dos días seguidos, con cenas de amigos con abuso de alcohol, si toca, y con una familia estable y tal. Pues bien, tengo un Seat León.

Sí mi Seat León. Estoy seguro que hoy estoy más contento yo de tener un Seat que Hamilton de tener un Mercedes o Vettel de tener un Ferrari. Qué incongruencia, ¿verdad?. Muy facil se lo han puesto a Rosberg, pero esto aún no se ha terminado.

Ya no sé a qué coño venía esto. Ala, que aún tengo un par de traducciones que enviar y ganas de beberme una cerveza así – no me ven, pero tengo la mano a un metro del suelo – y dormir en una cama, que no es mía y que no me va a echar de menos cuando me vaya…ni yo a ella, ¡claro!.

Albert

#ganasdef1

Día 2: Y yo sin mi Hemoal

Mi primer curry! Sí , sí. Después de tantos años (me ha costado encontrar una frase para no decir mi edad) he cenado curry. En mis años de trabajo en Inglaterra, (solo fueron 2, pero me parecieron 20) nunca fuí capaz de ir a uno de los “curry feast” que organizaban algunos miembros del equipo para celebrar que se acababa la semana. Primeramente porqué no me gusta el picante, y segundo porqué tiene unos efectos secundarios terribles en mi organismo: si tienen más de un minuto lean este episodio al respecto: http://www.albertfabrega.com/las-alitas-que-pican-luego-repican/

Curry...

Curry…

Total, que muy amables en Williams por la convocatoria, pero voy a sufrir sus consecuencias en los próximos días. Pero oigan, que hoy valía la pena tal despilfarro culinario.¡Qué ya tenemos normativa para 2017 en adelante! Estoy contento y hasta cierto punto emocionado.  Un nuevo coche muy diferente y algunos cambios en los motores, aunque finalmente, menos de los esperados.  ¡Aleluuuia! Ya era hora. Han hecho falta muchas reuniones, muchas comisiones (léase reuniones de trabajo, no propinas…que las hay), muchos grupos de estrategia, muchas llamadas (con elle) e incluso votos electrónicos sobre la misma campana. Pero “habemus reglamento”. Bien. Ahora sería interesante que nos pusiéramos todos manos a la obra. A ver si a partir de ahora hablamos de F1 y solo de F1 de una puñetera vez. Hablemos de deporte. En realidad, ya está todo arreglado políticamente hablando. Solo nos queda la sucesión de Ecclestone… mmmm….la demanda en la CE…esto…..el reparto del dinero de la FOM…ah sí…el contrato de Pirelli …y también la renovación de algunas carreras emblemáticas. Vaya, esto me pasa por pensar demasiado. En el fondo el curry me va a ir bien. Me va a tener distraído un par de días. Por cierto, hoy sí comí. Y también cené, aunque sea curry.

Y yo sin mi Hemoal…

Hasta mañana

#ganasdef1

Día 1: ¡¡¡Bilma, abra la puertaaa!!!

Allí estaba el de Olot. En Rusia. Solo, delante de un portal cerrado. Con una maleta por lado, bajo un árbol sin hojas y aguantando un aguacero sin paraguas. No hay fotos, pero deberían haber. Es la escena es la típica en que uno se ve reflejado cuando te echan de casa. Allí, desconcertado, con la vista perdida al horizonte, esperando una llamada y con ganas de echar a llorar. Muy bien Albert. Me caguentoooo! Empezaba bien mi Gran Premio de Rusia. Pongo la R -léase marcha atrás- para explicar mi aterrizaje en Sochi.

Este no es un país en el que sea fácil moverse. Por eso que es mejor dejarse guiar por la gente local y aceptar sus consejos. Total que no quise ir de Indiana Jones y le dije a la responsable de prensa del Circuito si me podía confirmar la reserva que hice de un aparthotel al lado del circuito: “Todo ok, Albert! Tu reserva está bien. Ellos no hablan inglés, pero te llevamos con la “shuttle” cuando llegues”. Muy amables. Todo perfecto, hasta ese momento que les he descrito al principio. No había recepción, ni timbre, ni un picaporte donde abrazarse. Nada. Tan solo un número de teléfono ruso, con una señora rusa, que solo hablaba ruso y que… me caguentoooo (ya sé que es repetición, pero así me sigo desahogando y de paso rima). Y seguía lloviendo la del pulpo.

Estas andaduras de llanero solitario no son tan bonitas como parecen. A veces va bien compartirlas y ver, sobretodo, que no eres el único gilipollas que se queda empapado esperando a que alguien abra la puerta… Oigan, que de esta sobreviví. La señora al final llegó y me abrió para darme llaves y tal. El resto todo bien. Tengo Wifi, hotel limpio, TV, veo el futbol… Del circuito al hotel 10 min andando y con un buen restaurante al lado.

Camino del Hotel justo al lado del circuito.

Selfie camino del Hotel,  que está justo al lado del circuito.

Hablando de restaurantes, hoy no comí. Mierda. Les dejo que voy a cenar, porqué ahora me acuerdo que no comí. Es lo que tiene esto. Que te empapas de una cosa o de otra y al final no te comes nada. Por cierto, la gente muy maja aquí eh!! No por este incidente dejaré de estar enamorado de este país del cual, yo destacaría la ensaladilla!

Ala #enfermosdef1 , hasta cuando pueda.

#ganasdef1