Nervioso, autoritario, asustado, reivindicativo, aguafiestas, ninguneado, bloqueado y admirable. Adjectivos que califican el trabajo de Button, Rosberg, Pirelli, Marussia. Ricciardo, Ferrari, Kvyat y Hamilton. ¿Quién es Quién?

KVYATNervioso: No consiguió materializar la fantástica clasificación del sábado. Salió mal, se enfrascó en una lucha infructuosa con Vergne y cometió pequeños fallos. No leyó bien la carrera. El safety no llegó y el consumo le obligó a levantar y a olvidarse de los puntos.

HAMILTON-Autoritario: Le robó protagonismo a Putin. No dejó que nadie pusiera en duda si dominio. Más amenazado en quali por Bottas que por Rosberg, dejó que el resto fuera cometiendo errores para imponer su ley. Se siente ganador y así lo perciben los que están a su alrededor.

ROSBERG-Asustado: Sabe que Hamilton está mejor. Va a remolque. El viernes intentó un reglaje “creativo” que denota que se siente inferior en igualdad de condiciones. Sacó la espada en la salida pero no clavó la estocada. Remontada sin historia. Las dudas del final con la estrategia, sorprendentes.

BUTTON-Reivindicativo: Paralelo a la mejoría evidente del McLaren, Button volvió a completar un buen fin de semana. Cuando más en duda está su asiento, el británico va sumando resultados que acercan su equipo a Ferrari. Fin de semana convincente y con buena quali.

PIRELLI-Aguafiestas: La buena organización e instalaciones del Circuito de Sochi no se han visto completadas con una buena competición. El trazado no da para mucho, pero Pirelli ha errado su elección de gomas de manera garrafal. Un gran premio que se pueda hacer en un solo juego de neumáticos y a un buen ritmo deja en evidencia la mala previsión. Nos dejaron sin emoción.

FERRARI-Ninguneado: Que en Maranello hayan tirado por la borda la temporada 2014 es más que evidente, pero Ferrari no puede permitirse el lujo de mostrar esta imagen tan pésima. Faltos de velocidad, de ritmo, de ideas… Además, los errores y problemas en los pitstops hacen evidente la falta de motivación e ilusión del equipo. Mattiacci tiene mucho trabajo.

RICCIARDO-Bloqueado: En un trazado en el que Red Bull quedó fuera de juego des del minuto 1, Ricciardo no completó un buen fin de semana. Salió mal, y pese a tener mejor ritmo se quedó bloqueado, primero detrás de Vettel y en el tramo final por Alonso. Tuvo q anticipar su entrada para salir del tapón de Vettel, que no recibió órdenes de equipo, pese a los mensajes de Ricciardo.

MARUSSIA-Admirable. Afrontar una carrera con Bianchi debatiéndose entre la vida y la muerte fue un calvario para todos y cada uno de los miembros del equipo. Montaron el segundo coche y hasta el viernes no confirmaron si saldrían a pista. Con el equipo colgando de un hilo por los problemas económicos, la valentía y pundonor con el que afrontaron el fin de semana tiene mucho mérito.