Mis adjetivos del Gran Premio: Invencible, luchador, reivindicativo, gladiador, firme, superviviente, recuperados, amenazados y descolocados. Vettel, Vergne. FIA, Mercedes, Alonso, Ferrari, Massa y Button, al otro lado. ¿Quién va con qué?

HAMILTON: Pese a unos entrenamientos libres erráticos y con muchos problemas de puesta a punto, Hamilton volvió a sacar el martillo en el momento adecuado y golpeó con fuerza. En clasificación arriesgó para llevarse una pole muy ajustada y en carrera, no dejó que ni el safety le apartara de una autoritaria victoria que le permitió ponerse líder del Mundial: Invencible.

FERRARI: Voto de confianza a los de Maranello. Más cerca que nunca de los Red Bull y los Mercedes. Pese a que en clasificación Alonso no clavó su mejor vuelta y Raikkonen tuvo problemas, ambos estaban para meterse en segunda línea, demostrando el paso adelante hecho por los de Maranello debajo el capó. Lo que en un año normal debería ser un tropiezo es, en una temporada tan tormentosa, aire fresco. No les vino bien el safety. Recuperados

VETTEL: Su mejor resultado de la temporada. Sigue con problemas de fiabilidad que no le ayudan a recuperar su mejor momento. Falló en la clasificación pero leyó bien la carrera y supo / pudo aguantar las últimas vueltas con unas gomas muy maltrechas. Esta vez, mejor que Ricciardo que, con o sin órdenes de equipo, le fue escudero fiel en el tramo final de la carrera. La imagen cuando empujaba el coche por el pitlane, es la mejor señal de lo comprometido que está con el equipo, para conseguir recuperar credibilidad. Luchador

VERGNE: Después de todo lo que ha sucedido con Verstappen necesitaba un resultado como este para evitar que la puerta de la F1 se le cerrara ya a estas alturas. Valiente y bien guiado des del muro. En los instantes finales su agresividad fue determinante. Falló en quali, pero supo mantener un altísimo nivel en carrera. Reivindicativo.

ALONSO: Pobre resultado se lleva Alonso de Singapur si tenemos en cuenta sus prestaciones en un circuito tan complicado como el de Singapur y el paso adelante dado por Ferrari. Constante y dominador en los libres, el no haber clavado los mejores parciales en la quali y la entrada del safety, mermaron sus opciones de haber salido del Marina Bay con un mejor resultado. Fue agresivo en la salida y no pudo atacar al final de carrera. Luchador sin tregua, tanto dentro como fuera del coche. Se acercan días claves para su futuro. Gladiador.

MASSA: En uno de los peores fines de semana para Williams, el brasileño terminó cogiendo un buen puñado de puntos. Mejor en todo momento que Bottas, tanto en quali como en carrera, Massa parece relajado y consciente que todo lo que recoja es un bonus para una, ya a estas alturas, buena temporada de Williams. Firme.

BUTTON: Como siempre se reivindicó en una carrera complicada. Al final el McLaren le dejó sin opciones de conseguir un buen resultado después de una gran salida y un buen ritmo. Le superó Magnussen en clasificación, pero el rendimiento del británico le mantiene como opción para McLaren si no llega la super estrella deseada por Dennis. No terminan de despegar. Superviviente.

MERCEDES: Cuando tienes un monoplaza tan superior y a dos pilotos luchando por el mundial, estos errores dinamitan la confianza de los pilotos y rasgan el buen trabajo realizado. Sería un auténtico fracaso que Ricciardo llegara a Abu Dhabi con opciones de, ganando la carrera, situarse entre los dos pilotos. Erráticos en los libres, sufrieron para conseguir la pole. Amenazados.

FIA: Otra vez la FIA ha hecho gala de su falta consenso. La nueva directiva de que restringía los mensajes de muro a piloto ha estado mal pensada, mal desarrollada, mal gestionada y peor aplicada. En una temporada en que la F1 ha perdido parte de su interés, estos pasos en falso no hacen otra cosa que seguir hurgando en la herida abierta. Descolocados.